17 de diciembre de 2012

Roscón de Reyes

En casa de mis abuelos paternos, desde que yo tengo memoria, siempre había un roscón preparado por mi abuela el día de Reyes. De igual manera que en Nochebuena o Nochevieja se escapaba después de la cena a partir de las 2 de la madrugada para prepararnos unas rosquillas y un chocolate, el día de Reyes madrugaba para cuando llegasen sus hijos y nietos comiesen un trocito de roscón recién hecho.


Cuando ella por su enfermedad ya no pudo hacer roscones, la receta la heredaron sus hijos, los que han seguido más la tradición han sido mi padre y mi tio. Desde hace muchos años el día 5 de Enero, la cocina de mis padres siempre huele a roscón. Y a mi como ahora me ha dado por la repostería no podía dejar pasar la oportunidad de ponerme manos a la masa jeje


Aunque esta no es la receta original de mi abuela, es una que me ha dado mi padre que es prácticamente igual salvo la sustitución de aceite por mantequilla y el añadido de la naranja, el resto es lo mismo. Hacer roscón no es algo complicado, yo pensaba que me iba a salir un mazacote de mucho cuidado porque veía a mi padre horas metido en la cocina dándole a la masa, tiene su nivel de dificultad el amasar bien y saber, más bien notar en las manos, cuando la masa está lista, pero el resto es cuestión de ponerse.

Ingredientes para 3 Roscones (2 de unos 600 gr y otro chiquitín...)

  • 800 gr de harina de fuerza + un poco más que necesitas para amasar
  • 30 gr de levadura fresca (la venden en cubitos en todos los supermercados)
  • 180 gr de leche entera
  • 180 gr de azúcar blanco + un poco más para la decoración
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente (se saca como 1 hora antes)
  • 4 huevos M + 1 yema
  • La ralladura de 1 limón
  • La ralladura de 1 naranja
  • 1 tacita de café (de las pequeñas de café solo) de agua de azahar (no vale esencia de azahar, es agua y se compra en las farmacias o parafarmacias)
  • 1 tacita de café de ron o cointreau (yo usé Havana Club añejo especial que tenía por casa)
  • Fruta confitada: naranja, cerezas, lo que más os guste
  • 25 gr de almendras laminadas o avellanas partidas por la mitad 
  • Una pizca de sal 
Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente

Preparación: 
  1. IMPORTANTE: antes de empezar, hay que tener la cocina caliente, siempre cerrada para que el calor no se escape y la masa suba mejor. Si en la cocina no hay suficiente calor, entonces hay que poner la masa en una habitación con bastante calor cuando esté subiendo. Y por supuesto, tener preparados todos los ingredientes.
  2. He puesto en negrita el tiempo que necesitamos para que os hagais una idea.
  3. Preparamos un bol con agua templada, templamos la leche, desmigamos la levadura y la disolvemos en leche hasta que no queden grumos, añadimos un poco de harina y formamos una bola que sumergiremos en el bol y dejaremos hasta que suba a la superficie, unos 10 minutos. No hagais como yo, que me pasé echando harina y cuando la bola que hice subió y creció parecia que me iba a devorar jajaja
  4. Mientras tanto, en un bol grande amasamos el resto de harina junto con sal, azúcar, ralladuras, mantequilla, ron, agua de azahar y huevos. Yo usé mi batidora que tiene ganchos para amasar, pero si no teneis batidora con ganchos o robot que amase, tendríais que batir los huevos e ir añadiendo poco a poco los ingredientes sin dejar de batir, echando siempre lo último el harina.
  5. Cuando la masa anterior esté bien mezclada y nuestra bola haya salido a la superficie, mezclamos ambas cosas y amasamos, esto ya con las manos embadurnandolas con harina para que no se nos pegue la masa, hasta que veamos que la masa está blandita y no se pega excesivamente en las manos o en las paredes del bol.
  6. Formamos una bola y la ponemos en un bol enharinado, hacemos un corte en forma de cruz, tapamos con un paño y metemos en una bolsa de plástico. Lo dejamos en un sitio templado (yo por ejemplo lo puse encima de la silla de la cocina, cerca de la calefacción) y dejamos que doble su tamaño, unas 3 o 4 horas
  7. Pasado el tiempo del primer levado, amasamos la bola para romper la masa y la dejamos subir, tapada con el paño, 30 minutos más. 
  8. A la media hora, dividimos la masa en 2, formamos 2 bolas y vamos abriendo con las manos desde el centro hacia afuera hasta hacer la forma del roscón, tapamos las 2 masas con paños y dejamos subir 2 horas más.
  9. A las 2 horitas, precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo, forramos la bandeja con papel de horno y mientras se calienta hacemos el paso 9.
  10. Batimos la yema del huevo y pintamos con un brocha, no como si estuviéramos pintando una pared, sino con suavidad para que no se baje la masa, los 2 roscones, cortamos nuestra fruta escarchada y la colocamos por encima, las almendras o avellanas y esparcimos azúcar húmeda (mojamos una tacita con agua y echamos azúcar para que se humedezca).
  11. Horneamos 20 minutos, ponemos en el fondo del horno un cuenco o una fuente que aguante el calor (a mi esto se me olvidó por completo y ya me ha dicho mi padre que es imprescindible) y no abriremos la puerta hasta que no pase el tiempo o nos cargamos el roscón.
  12. Sacamos nuestro roscón y preparados para el olorcito tan rico que va a llenar la cocina, lo dejamos reposar y enfriar sobre una rejilla y ya podemos disfrutarlo¡


* A mi el roscón me gusta sin rellenos, no es que no me coma un trozo relleno con nata o trufa, pero ya le quitas la gracia. Si quereis rellenarlo, cuando esté frio, lo cortais por la mitad, montais nata o trufa, y rellenais dejando un poco de bizcocho por los lados porque al poner la parte de arriba, aplastará la nata y se quedará con el efecto que vemos en las pastelerías.

* Si quereis poner una sorpresa en el roscón, justo cuando se hace el 2 levado, cuando formas el roscón, introduces tu sorpresa envuelta muy bien en papel film, si es un muñequito tiene que ser de cerámica, y la metes en el medio de la masa, asegurándote que por debajo no se ve.

* Este roscón no supera al que hacía mi abuela pero se aproxima bastante y desde luego para ser el primero que hago está que peich¡¡ y yo sin saber que tenia los genes reposteriles Calvo... anda que no han tardado en salir jeje



Dedicado a mi abuela Goyita.

10 comentarios:

  1. Mi madre que pinta!! ¿y es la primera vez? La primera vez que yo lo hice no me salió ni la decima parte de lo bien que te ha salido a ti. Genial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, es la primera vez que lo hago aunque llevo muuchos años viendo cómo se hace el roscón, yo creo que algo en esta memoria pez ha tenido que quedar jajaja

      Gasias wapa ;-)

      Eliminar
  2. YO PUEDO DAR FÉ QUE LE HA SALIDO MUY BUENO. VAMOS CON LA SAGA CAMINO!!!!

    ResponderEliminar
  3. Hummmmm, pero hummmmm, hummmmm, huuuuuuummmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.... vino Manu y ya me enseñó la foto en el móvil, pero ésa en la que se ve el roscón partido, tan jugoso... para comérselo! que es de lo que se trata, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Po si, estaba riquísimo¡¡ ya lo probareis jeje

      Eliminar
  4. Es que no hay nada como las recetas heredadas!!! te salió estupendo y se ve de un esponjoso.... yo ya sabes que triunfé en el segundo intento a ver este año que tal se me da.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Para que le haya dado el visto bueno mi padre, que es especialito con los roscones, si que me ha tenido que salir bueno

    Seguro que te sale genial, además no hay nada como repetir las recetas que ya han salido bien, nada de experimentos.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ahora ya puedo decir que estaba buenísimo, no hemos dejado ni las migas!!! Pero cómo puedes hacer estas cosas taaaaaaan buenas? Que yo me había puesto a dieta, pero claro, con tu roscón me la he saltado!!!! Feliz 2013 preciosa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya me han contado ya, que ha sido visto y no visto, vaya tela jajaja

      Uys la dieta.. yo que tú no la empezaba hasta dentro de unos dias jeje

      Feliz Año Nuevo¡¡¡ Muaacks ;-)

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario, uno de los ingredientes básicos de este blog ^-^