21 de octubre de 2012

Pollo Asado "Merceditas"



Me encanta el pollo asado que hace mi madre, tiene un nosequé que lo hace distinto a otros, y no es que tenga un ingrediente secreto, pero de 10 veces que lo hace 9 le sale espectacular y 1 buenísimo. Más quisieran muchos asadores de pollo hacer un pollo así, tendrían clientes todos los días jaja.

Desde que me independicé hace casi 7 años he asado muchos pollos, lo he intentado una y otra vez, usando distintas fuentes de horno, directamente en la bandeja como lo hace mi madre y nunca me quedaba con ese sabor, ese tostadito.. Yo pensaba que era por la forma de cocinar, porque ya sabemos que es muy típico de las madres eso de una pizca de esto, un puñadito de lo otro y yo que si no tengo la receta explicada con sus gramos, sus cucharaditas, etc no soy capaz pues me imaginaba que algún ingrediente lo añadía mal. 



Hasta que el otro día me planté y me dije: "te tiene que salir sí o sí Yolanda, que es un pollo al horno¡¡" Asi que teléfono en mano, llamé a mi madre y le dije: "mamá, paso a paso del pollo asado que mañana lo voy a hacer para comer" Y puedo decir que siii, al fin me ha salido¡¡ no exactamente igual pero casi casi me he aproximado a ese sabor que me encanta, que me recuerda a los domingos de comida familiar.

Y como homenaje a mi madre, este pollo asado lleva su nombre. Te quiero, mami.

Así que os invito a descubrir el pollo "Merceditas"


Ingredientes:
  • un pollo entero cortado en cuartos o si lo prefieres cuartos traseros
  • 1 bolsa de cebollitas francesas
  • tomillo
  • sal
  • salsa de soja
  • coñac o vino blanco

Preparación:
  1. Precalentar el horno a 200º, calor arriba y abajo.
  2. Limpiar el pollo y lavarlo bien con agua. Ir colocando los trozos en la bandeja del horno.
  3. Sazonar por los dos lados, colocar el pollo en la bandeja de manera que la piel esté boca abajo. Espolvorear por encima tomillo
  4. Pelar las cebollitas francesas, si son muy grandes cortarlas por la mitad y colocarlas por toda la bandeja. Como a mi la cebolla asada me chifla yo echo casi toda la bolsa.
  5. Regar el pollo con un chorrito de coñac o de vino blanco, otro chorrito de salsa de soja y 1 vasito pequeño de agua. Mover la bandeja de lado a lado para que se mezclen bien los líquidos.
  6. Bajar el horno a 180º, meter el pollo a mitad de altura del horno y tenerlo durante 1 hora sin tocarlo ni abrir la puerta.
  7. Pasado este tiempo, gratinamos hasta que esté tostadito, sacamos la bandeja, damos la vuelta a los trozos de pollo y si vemos que se está quedando sin líquido echamos un poco de agua, siempre caliente¡¡ porque si echamos agua fria al contraste con el calor podemos provocar que nuesta fuente se hunda y eso ya no tiene solución.
  8. Volvemos a meter otra media hora el pollo al horno, ahora la piel debe estar boca arriba. Pasado el tiempo, gratinamos hasta que coja un color marroncito oscuro, no quemado, y ya está listo¡¡
Lo podemos acompañar de patatas fritas o de unas patatas asadas, cortadas en trozos, añadidas justo cuando demos la vuelta al pollo o comerlo así tal cual porque está de vicio. Servir directamente en el plato o en una fuente que mantenga el calor y a disfrutar¡¡

 



5 comentarios:

  1. Como me gusta comer pollo asado y casi siempre suelo hacerlo el fin de semana. Con tu permiso me quedo por aquí.

    Un saludo.

    http://hogardiez.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también, es que le pega a comida familiar dominguera jaja. Permiso concedido jeje ;-)

      Me paso por tu blog, un saludito y gracias¡¡

      Eliminar
  2. Secundo lo del mejor pollo asado, patentado y con derechos de copyright

    Saludos y besos, espero mas recetas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje po sip, esta semanita una nueva ;-)

      besoos

      Eliminar
  3. Que rico debe estar.
    Me comería una ración ahora mismo.
    Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, uno de los ingredientes básicos de este blog ^-^